Productos BIO y alimentación equilibrada

Rate this post

En la búsqueda de la salud, a menudo nos golpean en la botella. Las modas momentáneas nos hacen correr al hipermercado y gastar mucho dinero en artículos que se supone que nos hacen sentir bien. ¿Qué pasa con los productos “bio”? ¿Invertir en tales alimentos es una inversión en salud o es simplemente una pérdida de dinero?

Las investigaciones muestran que los polacos consideran que la salud es uno de los valores más importantes. Esto se refleja, entre otros – www, en el consumo de varios tipos de suplementos que se supone que mejoran el funcionamiento de nuestro cuerpo; estamos entre los líderes europeos en este sentido. Mientras tanto, con una dieta equilibrada, no se recomienda la suplementación, e incluso puede ser perjudicial. Por lo tanto, no solo pagamos en efectivo (hasta 3500 millones al año), sino también con nuestra salud.

En lugar de tragar pastillas y beber bebidas gaseosas, ¿por qué no invertir en una dieta equilibrada? Consideremos si vale la pena pagar por productos “bio”.

¿Qué son los productos BIO?
A diferencia de los productos etiquetados como “naturales” o simplemente “saludables”, para que un producto lleve el prefijo “bio” debe cumplir unas condiciones muy estrictas. Solo los alimentos certificados pueden marcarse de esta manera. Los términos “eco” u “orgánico” también son sinónimos. En el envase siempre hay una “Eurohoja”, es decir, una hoja de doce estrellas blancas sobre un fondo verde.

¿Qué son los productos BIO?

¿Qué son los productos BIO?

La producción de alimentos orgánicos está muy estrictamente controlada. Las fincas que lo producen deben ser ecológica, económica y socialmente sustentables. En la práctica, esto significa que no se utilizan pesticidas ni fertilizantes químicos en los cultivos, solo estiércol. Los animales se crían en muy buenas condiciones y tienen pastos provistos, y el alimento que les dan también es orgánico (no contiene transgénicos, antibióticos y hormonas).

Diferencias entre productos regulares y BIO
Los resultados de los estudios que examinan si los alimentos orgánicos son más nutritivos aún no son concluyentes. Sin embargo, sabemos sin ninguna duda lo que no hay en ellos. En primer lugar, los productos orgánicos están libres de pesticidas y fertilizantes artificiales, y estos compuestos en grandes cantidades provocan enfermedades graves.

Además, estos productos no están endulzados con jarabe de glucosa y fructosa, que se encuentra en la mayoría de los productos procesados. El jarabe de glucosa y fructosa es responsable de la ola de obesidad y del aumento de la incidencia de diabetes tipo 2.

Los productos orgánicos tampoco contienen aceite de palma hidrogenado, que tiene una gran cantidad de grasas trans saturadas. Son responsables, entre otros, del aumento del nivel de colesterol malo. Las grasas trans también aumentan el riesgo de aterosclerosis y enfermedad de las arterias coronarias. También hay indicios de que el alto consumo de grasas trans aumenta el riesgo de cáncer de mama en las mujeres.

Los productos orgánicos solo pueden contener un 5% ingredientes no orgánicos. Por tanto, la cantidad de aditivos como conservantes, colorantes o potenciadores del sabor y aroma es mínima. Esto es muy importante, sobre todo en el caso de personas con alergias alimentarias, porque los aditivos suelen provocar alergias.

¿Vale la pena pagar más por productos BIO?
Todo esto muestra claramente que la comida orgánica es simplemente más saludable. Desafortunadamente, sus precios suelen ser desalentadores. ¿Por qué son tan altos? Esto se debe principalmente a los grandes gastos en cultivos y cría. Los campos que no se rocían con pesticidas rápidamente se llenan de malezas, lo que significa que deben desmalezarse a mano y se necesitan manos adicionales. Además, los piensos ecológicos para animales de granjas naturales son mucho más caros que los piensos industriales. En este caso, el precio es en este caso un determinante directamente proporcional de la calidad.

¿Vale la pena pagar por comida orgánica? Todos deberían responder esta pregunta por sí mismos. Sin embargo, si somos capaces de gastar sumas astronómicas en suplementos, es mejor gastar estos fondos en alimentos de alta calidad. También nos ahorrará costosas visitas a médicos especialistas en el futuro.

¿Comprar productos BIO tiene un impacto en el medio ambiente?
También hay otros argumentos para comprar alimentos de granjas orgánicas. En primer lugar, tales cultivos y granjas están en equilibrio con el medio ambiente y se comportan como ecosistemas naturales. Los animales se alimentan con piensos que se han obtenido dentro de la misma finca. Se utilizan materiales biodegradables y reciclables.