Cómo ser eco en la vida cotidiana

Rate this post

¿Cómo vivir ecológicamente? La lista de formas de ser más ecológicos en la vida cotidiana puede no ser reveladora, pero son este tipo de cambios los que son fáciles de implementar y no complican nuestra vida cotidiana. Además, nos dan la sensación de que, en primer lugar, no renunciamos a nada muy importante para nosotros y, en segundo lugar, no necesitamos invertir grandes sumas de dinero en sofisticados artilugios ecológicos. Con tal enfoque, es más fácil para nosotros aceptarlos e introducirlos en nuestra vida (eco).

Deja de desperdiciar comida

Todos compramos demasiado y no lo usamos a tiempo – blog. Curiosamente, vale la pena confiar en tus sentidos en el caso de productos marcados como “Consumir antes” (puede resultar que sean aptos para el consumo unos días después de la fecha de caducidad), pero es mejor no arriesgarse con los marcados como “Usar por”.

¿Cómo organizar las compras para que no nos falte nada, pero no se desperdicie lo que sobra? Será útil:

  • crear listas de compras: con una lista de este tipo, compramos solo lo que realmente se necesitará en el futuro cercano y no nos sentimos tentados tan fácilmente a comprar en stock (lo que a menudo termina tirando el exceso),
  • cocinar con sobras – esta es una habilidad muy útil; cuando hay algunas cosas aparentemente incompatibles en el refrigerador, puede crear un plato muy sabroso “a partir de las sobras”
  • anotar lo que ya está en casa – ¿con qué frecuencia compra un tercer producto de repuesto para estar seguro, mientras que dos de ellos ya están en la despensa de la cocina? Es normal, es imposible recordar todo lo que tenemos en casa. Por lo tanto, una buena manera es anotar lo que está esperando para ser utilizado.

Cómo ser eco en la vida cotidiana

Los métodos anteriores no solo son una excelente manera de ahorrar alimentos, sino también dinero. ¡El presupuesto del hogar sentirá rápidamente los cambios positivos después de su implementación!

El ahorro de agua

Se estima que en 2025, la falta de agua afectará a 1.800 millones de personas. Cada uno de nosotros tiene un gran impacto en la forma en que administramos sus recursos. Cerrar el agua mientras se lava o se cepilla los dientes es esencial. Una excelente manera de ahorrar agua es también reutilizarla; por ejemplo, el agua después de limpiar el piso se puede usar para descargar el inodoro. Vale la pena considerar la compra de un grifo especial con un botón ecológico, que hace que el agua fluya en una corriente ecológica más pequeña cuando se abre el grifo. Esto le permite generar ahorros significativos anualmente.

Reducción del consumo eléctrico. Ahorrar energía es el siguiente paso para ser más ecológicos. Apagar las luces en las habitaciones que no usamos, quitar los enchufes del tomacorriente, apagar los dispositivos electrónicos: estas son las formas más simples de ahorrar energía todos los días.

Compras conscientes

Ser un consumidor consciente es un paso más hacia una vida ecológica y respetuosa con la naturaleza.

  • ropa – compra de segunda mano, intercambio de ropa con amigos, alteración de cosas; estas son solo algunas de las formas en que puede reducir sus compras. Si invertimos en ropa nueva, vale la pena verificar su composición y origen: ¿se proporcionó a los empleados condiciones dignas durante la producción, no se utilizan niños en este proceso, los materiales provienen de cultivos sostenibles? También vale la pena saber sobre la existencia de certificados, por ejemplo, GOTS – Global Organic Textile Standard. Abarca todas las etapas de producción de productos hechos de tejidos naturales, teniendo también en cuenta las cuestiones sociales y medioambientales.
  • cosmética – elegir productos ecológicos para el cuidado es otra forma de ser más ecológico. Los cosméticos orgánicos tienen una composición natural y no contribuyen a la contaminación ambiental. Son una mejor opción tanto para la salud y la belleza como para el bien de la naturaleza. En la tienda de cosmética natural encontrarás una amplia gama de productos de excelente calidad para niños y adultos. Elige entre cremas, aceites e hidrolatos naturales. También echa un vistazo a los jabones naturales que son suaves para tus manos.
  • alimentos – vale la pena invertir en alimentos orgánicos de buena calidad. Los productos de granjas orgánicas son seguros, ricos en nutrientes, cultivados sin químicos dañinos para la salud y el medio ambiente.

Pruebe las frutas orgánicas de Il Giardino del Bergamotto, cultivadas sin el uso de pesticidas y fertilizantes artificiales. Tienen el certificado BIO europeo y el Bio Agri Cert italiano. Se caracterizan por un sabor y aroma únicos y valiosas propiedades para la salud.