¿Por qué hacer un viaje es útil para nuestra mente?

Rate this post

La cultura española de la Neurología cree que hacer un viaje nos hace mejores y protege contra las enfermedades degenerativas. Según la cultura española de la Neurología, entre los medios para mantener nuestro cerebro activo y saludable– está viajar. Ahora podemos afirmar que transformar nuestra área geográfica, estímulos, sentimientos, comportamientos, decir adiós a una forma de vida sedentaria y al régimen diario beneficia a nuestro organismo, pero específicamente al cerebro. La ciencia ha demostrado que hacer un viaje nos hace mucho más creativos, podemos adaptarnos mucho más fácilmente a los cambios, y también aumenta nuestra comprensión, nuestra sensación de felicidad, reduce la tensión y también nos hace mucho más resistentes a las enfermedades neurológicas.

¿Por qué hacer un viaje es útil para nuestra mente?¿Qué es esta receta mágica? Novedad, selección y también obstáculo. Hay muchas investigaciones que revelan que descubrir algo nuevo que implique un obstáculo ayuda a desarrollar vínculos neuronales. Entonces, cuando aprendemos algo nuevo o realizamos acciones completamente nuevas, “entrenamos” nuestro cerebro activando diferentes sinapsis o entrando en contacto con las células nerviosas intermedias, de esta manera anunciamos su neuroplasticidad y mejoramos su reserva cognitiva. “A diferencia de la creencia común, nuestro cerebro cambia a lo largo de la vida. Esta sensación se denomina neuroplasticidad. Las células nerviosas pueden hacer nuevos contactos, o enlaces, y también desarrollar nuevas células nerviosas, por lo que es vital para educar y promover nuestro cerebro.

Hay 3 aspectos principales para lograr esto: hacer que la mente se enfrente a la Información, la variedad y la dificultad. El viaje incluye los 3”, según el doctor José Manuel Molto de la Sociedad Española de Neurología. “Dado que la rutina es un asesor negativo para nuestro cerebro, viajar y descubrir nuevos lugares, experiencias, olores, apariencias y sabores, obligamos a la mente a utilizar toda su capacidad. “El régimen diario también es necesario en algunos casos. Solo en este caso se estimulan numéricamente menos áreas de la mente, pero no por eso se porta mal. No podemos quedarnos en un estado de hiperactividad mental permanente”, explica Manuel Molto. “Cuando hacemos un viaje a otro lugar, específicamente si nos es desconocido, requerimos que la mente esté en un procedimiento continuo de solucionar problemas y deshacerse de ellos. Viajar, sobre todo, requiere aprender y recordar todo lo demás hasta que se vuelva normal y también familiar. Podemos considerarlo un entrenamiento acelerado”. A continuación, 2 ejemplos excepcionales en el descubrimiento de nuevos gustos.

Trabajos que promueven el cerebro

Estas son simplemente algunas de las tareas que estimulan el cerebro, aumentando su plasticidad, creatividad y, según el doctor Molto, además elevan nuestro entendimiento: “Es necesario entrenar y también promover la mente, ya que con el tiempo una mayoría de conexiones significa además una mayor reserva cognitiva, lo que, posteriormente, nos hace más resistentes a la maduración y a los síntomas de las afecciones neurológicas. Además, cuanto más ricas sean nuestras vidas en experiencia, más probabilidades tendremos de alcanzar los años de madurez con una mente sana.” Viajar también tiene otros beneficios que afectan el bienestar de nuestra mente. El ejercicio físico, la participación en actividades sociales o la realización de tareas intelectuales son aspectos que en realidad han demostrado mejoras en la salud y el bienestar del cerebro en cualquier edad, incluso en pacientes que ya tienen un problema neurológico.

Trabajos que promueven el cerebro

Molto dice que cuando viajamos paseamos mucho más, nos unimos a recorridos o practicamos alguna actividad deportiva, además de dedicar aún más tiempo a leer, disfrutar de diferentes tipos de ocasiones culturales o realizar tareas en grupo. Por esa razón, se ha demostrado científicamente que viajar aumenta la sensación de alegría y reduce el estrés y la ansiedad, lo que produce una acumulación de sentimientos positivos que fortalecen nuestra red semántica, en contraste con lo que ocurre cuando experimentamos circunstancias relacionadas con la ansiedad. Aunque al principio el deterioro de la memoria y la disminución de la capacidad de rendimiento parecen ser efectos adversos seguros del exceso de trabajo, estos signos no deben ignorarse. La mentalidad imprudente puede causar el hecho de que actualmente en un par de años el problema progresa, y en realidad.

¿Qué es la neurogénesis en adultos?

¿Qué es la neurogénesis en adultos?Durante mucho tiempo se asumió y se pensó firmemente que las personas nacían con una variedad ilimitada de células nerviosas y que morían y no se recuperaban. Sin embargo, esta es una “mentira” más, por cuya negación la investigación científica es responsable, aclarando la llamada “neurogénesis adulta”. ¿Qué es la neurogénesis en adultos? La neurogénesis adulta es la generación de neuronas producidas en varias otras edades y minutos del proceso de vida además de la etapa inicial. Durante la vida de un adulto, nuestro cerebro va a producir nuevas células nerviosas, que mejoran la existente en la actualidad, así como “restringido”, producido previamente por la unión de los espermatozoides y el óvulo de la madre y el padre. Aunque hay muchas opiniones contradictorias con respecto a esto, algunas investigaciones han revelado que la neurogénesis adulta se puede estimular, generar y fortalecer a través de una serie de métodos relacionados con las prácticas y los regímenes cotidianos que llevamos a cabo.

Sin embargo, ¿cuáles pueden ser algunas de estas técnicas cotidianas? Bueno, depende de la dieta, el ejercicio y también, la técnica sexual. Ciertamente, también comportamientos de lectura, descubrimiento y también aprendizaje cotidiano, entrenamiento basado en videojuegos interactivos, etc. Según un equipo de especialistas del Instituto Karonlinsky de Medicina en Suecia, se pueden producir aproximadamente 1.400 neuronas nuevas. Además de eso, estas nuevas células nerviosas podrían ayudar a más estudios para minimizar las enfermedades neurodegenerativas. Según Pablo Irimia, especialista de la Clínica Universitaria de Navarra y participante de la Sociedad Española de Neurología (SEN): “comprender este hecho da lugar a desear. Desbloquear para establecer diversas terapias que contribuyan a esta generación; la adherencia a estos estudios de alguna manera puede dar esperanza para algunas enfermedades”. Sin embargo, a pesar de que se recuperan, tienen que ser atendidos, sobre todo de la tensión, así como la ansiedad psicológica y laboral,… El mantenimiento diario de la mente retrasa el envejecimiento de las células nerviosas. ¿Y qué haces para lidiar con tus neuronas?